El Poder de una actitud positiva

paula-bornacheaCon una postura más positiva, te sentirás mejor contigo mismo. No es que la esclerosis múltiple vaya a desaparecer o mejorar, pero la actitud con la que te enfrentas a ella en tu vida diaria, es muy diferente según el ánimo que tengas.

Es normal que tengas bajones, es muy difícil mantenerse en la “cresta de la ola” constantemente durante todos los días, todas semanas del año. A veces, es necesario caernos, coger aire, y volver a levantarnos.

Un problema familiar o en el trabajo, un brote, un cambio de medicación, el estrés, la fatiga u otros síntomas que te condicionan diariamente, pueden sacudir los cimientos que has ido construyendo de tu nueva vida con una enfermedad. También, puedes pedir ayuda a un profesional para enfrentarte a estas situaciones, te puede enseñar alguna técnica para superar y relativizar esos malos momentos.

Cuando no estás bien, esa tristeza te arrastra hasta un mundo lleno de negatividad, todo te parece mal, nada es suficiente, sientes que no puedes más, incluso puede que haya días en los que quieras tirar la toalla. Te dejas vencer, o casi.

En cambio, cuando tienes fuerzas, ganas y energía suficiente, te enfrentas a todo lo que se te ponga por delante: circunstancias, limitaciones y por supuesto, a la esclerosis múltiple. No es que veas tu vida de color de rosa, pero te apetece luchar, sacar toda la artillería y mantenerte en las trincheras.

Las ganas de vivir son tan inmensas que eres capaz de superar todos los obstáculos.

Deja tu respuesta

Publicar comentario